Normas de convivencia en las clases de Yoga

Normas de funcionamiento:

⁃ Pagar durante los primeros diez días del mes.
⁃ Comprometerse con un horario en la medida de lo posible. Si se trabaja a turnos, nos organizamos sin problema.
⁃ Está la opción de recuperar la clase, avisando con mínimo de 24 horas de antelación. Los fines de semana no cuentan, así que si fuera para una clase del lunes, habría que avisar el viernes. Si no se avisa, se pierde la clase.
⁃ Si se decide dejar de asistir a clase agradezco que se avise 5 días antes del mes siguiente. En el caso de no haber podido acudir a clase, el dinero no es reembolsable.
⁃ El horario sólo es recuperable una vez. Si se modifica un día el horario, no hay opción a recuperarlo nuevamente.
– Dentro de las posibilidades que nos ofrece éste sistema que nos hace vivir corriendo, ser puntual. Al de 15 minutos del comienzo de la clase, apago el timbre y no se puede entrar, para no molestar al restro de compañer@s.

¿Por qué las normas?

Me veo obligado a establecer ciertas normas, por el funcionamiento del sistema socioeconómico en el que vivimos.

Por un lado, el no poder recuperar la clase, o perder todo el mes si no se vuelve a acudir, debido a que el espacio es limitado (5 personas debido a los protocolos a causa del Covid-19), y hay veces que sucede que no puede venir gente nueva a probar o gente que quiere recuperar por falta de espacio y no puede.

Por otro, no está en mi mano decidir la cuantía de las cuotas a las que el gobierno somete a los autónomos y las terapias naturales.

Venir a Barne Oreka, supone aceptar el funcionamiento planteado. Estaré profundamente agradecido a quienes decidan apostar por un pequeño espacio donde cultivar la autosuficiencia de la salud física, y compartir los conocimientos que he adquirido y en los que sigo formandome entorno al Yoga y otras disciplinas relacionadas con el arte de vivir.

Beneficios:

Por mi parte, me comprometo a guiar cada clase de manera personalizada, adaptando cada sesión a las personas que la compongan. Buscando adaptaciones posturales o recomendaciones para cada caso.

La filosofía es la de hacer, hacer y hacer, hasta reconectar con el cuerpo, las emociones, y lo más sutil que nos rodea. De ésta manera, basándonos en filosofía del Hatha Yoga, iremos desbloqueando la memoria corporal mediante el trabajo de asanas (posturas de yoga) acompañándolo de distintas meditaciones tradiciones orientales.

La metodología es la de ir explicando todo movimiento anatómico de manera clara para ser autosuficientes y poder realizarlo en casa sin dañarnos.

Una buena inversión para la salud es la escucha. El cuerpo sabe lo que necesita y la mejor manera para dejarle expresarse de manera espontánea es mediante el amor y la libertad, lenguajes en los que baso mi forma de concebir la vida.

¡Estaré encantado si decides compartir mi camino!

Muchísimas gracias, milesker, namaste
Bruno