Yoga más que asana

Anatomía del Yoga
Leslie Kaminoff y Amy Matthews.
Cap.5 Pag.77

“Un asana, o postura de yoga, es un recipiente para una experiencia. No es un ejercicio para fortalecer o estirar determinado músculo o grupo muscular, aunque pueda tener ese efecto.

Es una forma que habitamos durante un momento, una forma que adoptamos y deshacemos (o en la que entramos y de la que salimos), un lugar en el que podemos optar por hacer una pausa en el movimiento de la vida que fluye continuamente. En las posturas de yoga experimentamos una muestra representativa de una progresión interminable de movimiento y respiración, que se extiende infinitamente hacia delante y hacia atrás en el tiempo.

Cada asana es una práctica con todo el cuerpo en la que podemos presenciar cómo surgen las cosas, cómo se sostienen, y cómo se disuelven o son transformadas. Podemos ver cómo somos afectados por la experiencia de adoptar la postura, estar en ella y salir de ella, y cómo eso puede afectar a otros ámbitos de nuestra vida en los que encontramos cambios. Mientras nos encontremos en la matriz espaciotemporal, nunca estaremos verdaderamente inmóviles (Cada movimiento corporal está incrustado en una cadena de infinitos sucesos de los cuales distinguimos solamente los pasos precedentes inmediatos y, ocasionalmente, los que lo siguen inmediatamente).

Aunque podamos elegir distintos aspectos de una postura para centrarnos en ellos, el asana mismo es un amalgama o combinación de todos los posibles centros de atención, y la experiencia completa esmayor que la suma de sus partes.”

Detail from the 18th-century mural the Path of Dzogchen at the Lukhang Temple. | © Thomas Laird, 2018/ TASCHEN, Murals of Tibet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *